Alfarera  se  ubica  en  el Arrayán,   a  los  pies  de la  Cordillera de  los  Andes, en  un entorno  único.  Construido  y diseñado especialmente para un proceso del más alto nivel.

Alfarera contempla:

– Gran  sala   de   modelado  y  torno,  luz   natural   con  capacidad  para  más  de  20

alumnos(as) simultáneamente.

– Torno de Pedal

– Torno eléctrico

– Zona  esmaltado :   área  específica   para  esmaltar   por   inmersión  y   cabina   de

esmaltado con pistola.

– Horno  de  reducción  1300º  de  gran capacidad con sistema de  carro  con  ruedas,

único en el país.

– Horno eléctrico para “bizcochar” las piezas antes del esmaltado.

 

Haciendo de éste el estudio más completo de Chile.

Bajo un concepto  de enseñanza muy personalizada y una técnica al más alto nivel, la escultora  busca que cada  alumno  explore, juegue y cree, con el objeto de  que  cada persona  encuentre su propio camino y lenguaje, a través de la pieza  única y  artística, logrando de esta experiencia algo inolvidable.

Las clases  son realizadas exclusivamente por María de Los Ángeles Pérez-Cotapos y se  conciben  como  un  espacio  de  creación  personal, por lo  que la  ambientación y tranquilidad del entorno son muy cuidadas.

El  número  de  alumnos  por  clase  es  reducido,  ya   que  éstas  son  personalizadas.

 

Las clases incluyen además, análisis estético de piezas, carga y descarga del  horno y participación    de     los     alumnos     en    el    proceso    de   Quema    de    las    piezas.

Se    enseñan    diferentes   técnicas    para   la   creación  de   diversas  piezas,  con   una realización escultórica con lenguaje propio.

El   objetivo  es  que  el  alumno  descubra  en   cada  técnica un  potencial  de expresión personal donde el lenguaje es ilimitado.

Se   enseñan    diferentes   técnicas    para  la   creación    de   diversas   piezas,  con  una realización escultórica con lenguaje propio.

El   objetivo  es   que  el   alumno  descubra en  cada  técnica un  potencial  de expresión personal donde el lenguaje es ilimitado.